Carta para Roc

Hola petit,

Te escribo esta carta porque tengo la necesidad de explicarte algunas cosas y es que, aún no has nacido y cuánto me estás enseñando ya.

Antes de quedarme embarazada de ti había renunciado a la posibilidad de vivir la experiencia de un embarazo espontáneo, de esos que cuenta la gente que se viven con entusiasmo y sin miedos (o con menos miedos), de ver un test de embarazo positivo sin tener que pasar por un tratamiento de reproducción humana asistida previo. Digamos que había hecho mi duelo al respecto y había interiorizado que para tener más hijos tendría que volver a pisar una clínica de fertilidad y, esto que tampoco es ningún problema, si que es verdad que me producía un poco de envidia, no vamos a negarlo a estas alturas, respecto de las parejas que sí pueden tener hijos de forma natural.

Y entonces, cuando ya lo tenía asumido ¡llegas tú en forma de la mejor de nuestras sorpresas! y me haces vivir una experiencia increíble. Me permites disfrutar de la experiencia un embarazo espontáneo que no era buscado y trastocas todo nuestro mundo de una manera maravillosa y emocionante.

Está claro que en esta vida no podemos pensar que algo no ocurrirá o algo es imposible y tú eres el mejor ejemplo de ello.

Me estás permitiendo vivir un embarazo de un bebé único y, esto que parece una tontería no lo es para mí. Es muy distinto el embarazo de mellizos al de un bebé único, al menos en mi caso. Noto más como te mueves y es que, al tener más espacio del que tenían tus hermanos, las volteretas que das en la barriga a veces me parece que no son ni medio normales. Me haces confiar y disfrutar del embarazo sin tanto miedo, tanto es así que con tus hermanos nunca me di un baño o me metí en una piscina por miedo a coger una infección y contigo me he atrevido, aunque no negaré que con recelo.

Mis miedos siguen ahí, son muchos casos los que conozco que no han acabado bien y la cabeza a veces funciona sola y se deja llevar. Tanto es así que me he descubierto sumando los días de gestación y comprobando en Google, en caso de que nacieras prematuro, qué posibilidades tendrías de sobrevivir en función de las semanas de embarazo en las que me encuentro. Sé que no debería hacerlo. En principio no tengo riesgo de parto prematuro ni nada que haga indicar que vas a llegar antes de tiempo, pero como digo, los miedos son irracionales y a veces disponer de tanta información no es bueno.

Aún así y pese a los miedos estoy disfrutando muchísimo del embarazo y confío, confío en que todo va a ir bien y que en poco más de dos meses te estaremos achuchando todos y comprobando a quién de tus dos hermanos te pareces. Esto es algo que me intriga, no dejo de imaginar si te parecerás a alguno de los dos, a los dos o a ninguno. ¡Qué ganitas de verte la carita!

Estamos todos deseando tenerte en brazos, incluidos tus hermanos, sobre todo tu hermana que ya nos dice que; te va a cuidar, coger en brazos para que no llores, te cambiará el pañal, te bañará… ¡no te queda ná que sufrir!

Tu llegada nos convertirá en familia numerosa y, sin duda, va a ser una fantástica locura y la mejor de nuestras aventuras.

Te queremos y te esperamos impacientes Roc.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *