Donación de leche materna

Hace un tiempo vi una entrevista de una famosa instagramer que es mamá de mellizos muy prematuros. En la entrevista ella explicaba cómo había sido el nacimiento de sus hijos y, entre otras cosas, lo importante que había sido para sus hijos alimentarse de lecha materna donada de otras mujeres debido a su delicado estado de salud.

A raíz de eso, descubrí que además de sangre y otros tejidos existe la posibilidad de donar leche materna y entré en la página web del Banco de sangre para ver cómo funcionaba y en qué consistía la donación.

Pocos meses después nació Roc y descubrí que tengo leche materna de sobras para alimentarlo a él y para donar y, después de amamantar a los mellizos durante 29 meses, sé a ciencia cierta que un bebé puede alimentarse de un solo pecho sin problemas y, al fin y al cabo, para la donación es más que suficiente con que me saque leche una vez al día, lo que para Roc no supone absolutamente nada y es que, el hecho de que me saque leche para donarla no supone en ningún caso que él vaya a quedarse sin alimento o con menos alimento porque como digo, sé por experiencia propia, que un hijo puede crecer perfectamente con la leche materna de un solo pecho, por lo que, la poca leche que pueda sacarme para donar no afecta al crecimiento y desarrollo de Roc en absoluto.

Así que, animada por mi marido, llamé por teléfono al Banco de sangre para informarme y hacerme donante y, aunque no tenía previsto explicarlo porque soy de las que piensa que los actos altruistas no deben hacerse públicos, mi marido me ha insistido en que escribiese este post para dar a conocer la opción de donar leche materna y por si mi experiencia anima a otras mujeres a hacerse donantes ya que, la leche materna es muy necesaria en las UCIS de neonatos y no todas las madres pueden alimentar a sus hijos prematuros y, aunque las leches de fórmula están bien, ninguna lleva el contenido inmunológico de la leche materna, lo que la hace tan imprescindible en prematuros severos o recién nacidos con problemas.

¿Cómo funciona la donación de leche materna?

Según mi experiencia y por la zona donde vivo (ciudad de los alrededores de Barcelona) os paso a explicar cómo funciona la donación de leche materna:

Lo primero que tuve que hacer es desplazarme a uno de los hospitales que el Banco de sangre me propuso por cercanía a mi domicilio y que disponen del servicio. En mi caso, me desplacé al Hospital Clínic de Barcelona porque, teniendo en cuenta que iba sola con el peque, era el que me ofrecía mejor combinación para llegar en transporte público.

Me comentaron que normalmente, antes de ir al hospital tienes que llamar para concertar fecha de visita, pero que justo en el Clínic no hacía falta, así que, el pasado 13 de mayo me presenté allí con el peque.

Una vez en el hospital, me hicieron un pequeño cuestionario de salud, me sacaron sangre (para comprobar que no padezco enfermedades como el SIDA o la Hepatitis) y me dieron un kit con todo lo necesario para poder hacer las donaciones de leche materna.

El kit llevaba un sacaleches manual, unos botes esterilizados ya y precintados (15 botes), unas etiquetas para colocar en los botes (en las etiquetas hay que poner nombre completo, fecha y mililitros de leche que contiene cada bote) y documentos con información sobre cómo extraer la leche, conservarla y mantener limpio y esterilizado el sacaleches.

Además de esto, me dieron las siguientes indicaciones:

  • Una vez me extraigo la leche debo congelarla, sea la cantidad que sea (cualquier cantidad es bien recibida y muy necesaria).
  • Los botes debo guardarlos debidamente etiquetados en el congelador en un cajón diferente al de los alimentos y, si por espacio esto no es posible, guardarlos dentro de alguna bolsa de manera que no estén en contacto directo con los alimentos.
  • Una vez me extraigo la leche debo limpiar con agua caliente y jabón el sacaleches y una vez al día esterilizarlo.
  • Antes de que pase un mes desde que el primer bote se congeló, debo llamar al Banco de sangre para quedar con ellos un día y una hora para que pasen por mi domicilio a recoger los botes y, si quiero, me traigan más.

Y así es como lo hago, eso sí, utilizo un sacaleches eléctrico que tengo porque con el manual que me dieron ellos tardo más en sacarme la leche.

De momento me saco leche una vez al día. Lo hago por las mañanas y aprovecho cuando Roc está mamando de un pecho para sacarme leche del otro aprovechando el reflejo de eyección.

A los pocos días de hacerme donante, me llamaron del Banco de sangre para confirmarme que la analítica de sangre había salido bien y para preguntarme si tenía dudas o podían ayudarme en algo.

Ni que decir tiene que la donación es durante el tiempo que uno quiera/pueda donar y que no hay cantidad mínima establecida. Es más, cantidades pequeñas de leche, como por ejemplo 20ml, pueden ser más que suficientes para contribuir en la mejora de un bebé prematuro severo.

Yo estoy muy contenta con la decisión y el tiempo que me lleva es muy poco. Así que, si alguna se lo está planteando que se anime sin duda.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *