La adaptación de los peques al cole

Estoy tan indignada con el actual sistema educativo que si no me desahogo exploto. Así que ahí va mi desahogo.

Vaya por delante que los peques están llevando muy bien el cambio al cole de mayores y que las profesoras que los cuidan, en especial su tutora, me parecen encantadoras y muy dulces y no dudo para nada de su capacidad profesional, pero dicho esto, alguien me puede explicar ¿quién es el inteligente que pensó que un profesor@, él/ella solit@, se puede hacer cargo de 25 niños de 3 años por clase? ¿quién es el iluminado que organizó el sistema de manera que sea la misma ratio de profesor/alumno con niños de 3 años que con niños de 12 años?

Si que es cierto que en P3 (primer año de infantil) tienen una profesora de apoyo entre las dos clases que hay de P3, pero vamos que ni aún así. Que me expliquen a mí, que tengo 3 hijos y a veces me faltan manos, como 3 profesoras pueden hacerse cargo de 50 niños de 3 años. Es imposible. Tan imposible como que en este periodo de inicio de curso, que llaman periodo de adaptación, y donde además suelen haber más profesoras de apoyo por clase, he visto niños llorar y que no estaban siendo atendidos en ese momento y ¡ojo! no eran atendidos, no por falta de interés, si no por falta de manos en ese momento.

De momento, tengo suerte y los míos se quedan sin llorar, eso sí, tengo la sensación de dejarlos “solos” porque evidentemente las profesoras están por atender a los que lloran que son en ese momento quienes las necesitan (lógico).

Dejarlos por la mañana en el colegio es una situación de total caos y muy impersonal. Me comunico con la profesora, si lo hago, mediante notas en una carpeta y apenas puedo cruzar un buenos días con ella, es normal, dejamos a su cargo 25 niños de 3 años de edad y ella está por ver quién la necesita más en ese momento.

No sé qué hacen en el colegio mis hijos de 9 a 16.30h. Nadie me lo explica. No sé como interactúan con otros niños, si juegan mucho o poco, si prefieren jugar a una cosa más que a otra. Tengo la sensación de perderme esa parte de su vida y me da mucha pena. Echo de menos los mails que nos enviaba su educadora del nido de crianza con fotitos y comentarios de lo que iban haciendo. Sabía que el cambio al cole de mayores iba a ser grande, pero no imaginé que tanto.

Supongo que estoy mal acostumbrada y lo que toca ahora es acostumbrarse a esto, al nuevo sistema, pero no lo entiendo. No entiendo por qué funciona así. Con 3, 4 y 5 años, debería haber una ratio máxima de 1/12 (un profesor para 12 alumnos) y, en todo caso, cuando llegasen a primero de primaria juntar dos clases en una para llegar a una ratio de 1/25 que, sea a la edad que sea, me sigue pareciendo mucha, pero no es lo mismo 3 años que 6.

Nos han dicho que estas son las peores semanas, que luego todo se va normalizando y todo es mucho más tranquilo y relajado. A ver  si es verdad porque yo estoy en modo frustración total y suerte tengo de que los peques son unos parlanchines que me van contando cositas, si no, creo que me volvería medio loca.

Así que nada, seguiremos con la adaptación al cole de mayores, aunque de momento la llevo yo infinitamente peor que ellos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *