¿Qué hacer con niños pequeños por las tardes en invierno?

Cuando hace buen tiempo, pensar qué hacer con los peques por las tardes sin gastarnos una fortuna en diferentes actividades es fácil. La respuesta es parque.

Nosotros vivimos cerca de un parque enorme que tiene varias zonas infantiles, zonas ajardinadas y diferentes pistas (básquet, patines, skate…) y esto nos salva las tardes de verano y los fines de semana.

Pero en verano mi marido y yo  ya comentábamos lo de ¿y qué haremos en invierno por las tardes con los peques? Oscurece tan temprano y hace una temperatura tan desapacible que el parque al aire libre queda descartado.

Casualidad de la vida o no, una tarde estando en el parque una de las mamás con las que coincidía a menudo me habló de las ludotecas que teníamos en la ciudad y de su precio.

Si os digo la verdad, había escuchado hablar de las ludotecas, pero no tenía nada claro ni su concepto, ni su finalidad.

Os cuento:

En mi ciudad y supongo que en la gran mayoría de ciudades, desde algunos centros cívicos y asociaciones se pone a disposición de las familias espacios familiares adaptados a los peques para que estos puedan jugar en compañía de un adulto.

Aunque las ludotecas cuentan con monitoras, los peques siempre tienen que estar acompañados de mínimo un adulto ya que, no son guarderías donde dejar a los peques, son espacios familiares adaptados donde los peques, normalmente niños de 0 a 6 años, pueden jugar y divertirse y de paso los padres relacionarse con otros adultos, lo que no está nada mal.

En nuestro caso tenemos cerca de nuestra casa varias ludotecas a las que poder acceder, pero por cercanía y horarios hemos optado por dos.

A una vamos los martes y jueves de 5 a 7 de la tarde y es una ludoteca que cuenta con diferentes espacios (una tienda, una cocina, un tobogán, una zona de disfraces…). Los juguetes que tienen son los típicos que podemos encontrar en cualquier juguetería o tenemos en casa.

Hay cierta flexibilidad dentro del horario, es decir, de 5 a 7 puedes llegar a la hora que quieras, pero a las 7 hay que marcharse porque cierran.

La dinámica de la ludoteca es juego libre de 5 a 6.45, momento en el que entre todos recogemos los juguetes que han tirado los peques. Por cierto, “entre todos” se traduce en que los padres recogen y vigilan que los peques no sigan sacando juguetes de sus cajas o que no cojan las bolas de plástico de la piscina y las escapen de nuevo por toda la ludoteca.

Después de recoger, los padres y niños nos sentamos en círculo y cantamos canciones. Canciones que dependen del muñeco que cada niño coja de un libro de fieltro.

Como normas que hay que cumplir dentro de la ludoteca, básicamente, que hay que andar con calcetines y que los peques no pueden traer a la ludoteca juguetes de su casa. Esto es muy importante y muy interesante porque de esta forma no hay peleas por los juguetes (o hay menos peleas) porque lo que hay en la ludoteca es de todos y tienen que turnarse si quieren jugar.

El coste de esta ludoteca es de 18 euros/mes por familia. A mi me parece un precio muy razonable.

 

A la otra ludoteca vamos los lunes y viernes en el mismo horario, de 5 a 7 de la tarde.

Esta ludoteca pertenece justo a la ciudad con la que colindamos, pero nos queda a apenas 10 minutos andando desde casa. Esta ludoteca me gusta más porque es estilo Montessori o Waldorf. Todo los juguetes que tienen y espacios están pensados y diseñados con el sistema educativo Montessori, es decir, están a su alcance y son juguetes pensados para desarrollar su aprendizaje y creatividad. Además las monitoras preparan cada semana espacios diferentes para desarrollar diferentes aspectos de los pequeños. Por poner ejemplos: un día hacían masa de sal, otro día decoraban galletas de navidad… En estas actividades mis hijos que son muy pequeños no participan, pero siguen teniendo el resto de la ludoteca para jugar y divertirse.

La dinámica de la ludoteca es prácticamente igual a la primera que os he explicado. Juego libre de 5 a 6.45 horas, salvo los días que hay actividades concretas en los que los peques pueden participar o no, en función de si les apetece o no.

A las 6.45 suena una canción para recoger la ludoteca y después de recoger las monitoras, los padre y los niños nos sentamos en círculo y realizamos una actividad propuesta por las monitoras. Cada semana hay una actividad de cierre de ludoteca diferente. Por poneros ejemplos: cantar canciones, bailar, contar cuentos o hacer masajes a los peques, son algunas de las que hemos hecho hasta ahora.

Esta ludoteca es un pelín más cara, son 20 euros/mes dos días a la semana por familia.

 

Realmente, para mí ha sido el descubrimiento estrella esto de las ludotecas. Desconocía de su existencia y me han salvado el invierno sin lugar a dudas, además de que me han permitido conocer a mamás y papás la mar de majos. De hecho, ahora formo parte de un grupo de mamis con las que me llevo genial y me encanta compartir tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *